La periodista y artista kurda exhibe sus pinturas y publica su correspondencia en la prisión en Éditions des femmes

Sus grandes ojos negros siguen la leve sonrisa que a veces surge en sus labios, cuando se entrega a su camino, en esta gran sala de exposiciones de Éditions des femmes, donde sus cuadros la rodean. Representan muchos rostros de mujeres con grandes ojos negros y muy abiertos, como los de las compañeras detenidas junto a ella, durante dos años, en Turquía. «Los ojos de las mujeres son testigos de lo que hace el gobierno», dice Zehra Dogan, de 30 años. Fue liberada de las cárceles turcas en febrero pasado y desde entonces ha estado viviendo en Londres, donde el club PEN la ha alojado en su residencia. Por un dibujo que representa la destrucción del ejército turco en la ciudad de Nusaybin, fue acusada en septiembre de 2016 de pertenecer a una organización terrorista y encarcelada durante cinco meses en la prisión de Mardin, y nuevamente arrestada en junio de 2017. en la prisión de Diyarbakır.

Periodista en una agencia de prensa feminista y femenina, creada el 8 de marzo de 2012, la cual cerró en 2016, y siempre renace de las cenizas, actualmente bajo el título Jin News,  jin significa mujer en kurdo, escribió informes sobre la represión del ejército turco a finales de 2015 y principios de 2016, en las ciudades de martirio, Cizre o Nusaybin. Y siempre ha dibujado, estudió en Beaux-Arts antes de centrarse principalmente en el periodismo. En sus cartas de prisión, también tendremos días hermosos , enviados a Francia, al periodista Naz Öke, de la web Kedistan, y recién publicada en Éditions des femmes, ella le cuenta desde la prisión, el día a días y su infancia: La imposibilidad de hablar kurdo en la escuela, la libertad ejemplar de su madre.  Este libro tan vivo da muchas claves sobre el curso de una niña kurda que se convierte a la resistencia y que se expresa hoy con toda libertad, pase lo que pase y cualesquiera que sean las circunstancias.

«Tomate concentrado, yogur, perejil, té, aceitunas, cerezas agrias … Con todo esto, consigo obtener colores en la carcel. Entonces, por favor, al pronunciar el nombre de Zehra, no imaginen a una Zehra desesperada y triste. Aquí estoy muy feliz «, le escribió a su corresponsal y traductor. Todo el material fue bueno, durante esos meses de encarcelamiento para pintar y mostrarnos a la artista, bajo el vidrio, estos pinceles hechos, dice ella, «con el pelo de mis amigas en la cárcel o las plumas recogidas de los pájaros». Cuenta durante la caminata en estos días de noviembre.  En el libro agrega: «Los excrementos de pájaros son simplemente material simple. La sangre de las reglas es una tintura. Además, es mi pigmento más bello. Los cuadros de la exposición dan testimonio de esto. En la página titulada Confianza , un joven en fuga lleva a su hermano pequeño a la espalda, y el niño solo puede confiar en sí mismo. Una pintura que resuena con las noticias de los kurdos, nuevamente a la fuga. «Una vez más, los kurdos han sido abandonados. La violencia ahora ha disminuido. Se ha escuchado a la oposición pública internacional, como en Kobane. Solo puedo decir que el gobierno de Francia no es tan diferente como el de Trump en el tema. »

Pintar en una hoja o en un reverso

Todo sirve para pintar en prisión. Por falta de papel más o menos, en el período clandestino vivió en Estambul entre dos encarcelamientos, la falta de medios para comprar equipo. Los periódicos están cubiertos de caras asustadas, bocas abiertas. Un poco más allá, cuadros en sábanas (penitenciarias de lino), toallas que le trajo su hermana, e «incluso las espaldas de algunas chicas que salieron y en las que yo había pintado». Y luego Zehra se detiene y le dice a Naz Öke, que traduce, que no dé demasiados detalles. Para los que se quedan. Sus amigos con quienes ella compartió todo. «Seguimos teniendo vínculos con quienes salen y las visitan. Sus amigos que pueblan su libro. Al final de la exposición, Zehra le muestra la portada del periódico Ozgur Gundem, una publicación pro kurda prohibida por Erdogan poco después del golpe fallido, y cuyos colaboradores, incluido Asli Erdogan, fueron perseguidos. «El periódico estaba cerrado mientras estaba en prisión en Mardin. Entonces, para consolarme, dije: haremos nuestro periódico en secreto. Y creamos el periódico Zindan , que significa cárcel. Compartimos las tareas, una escribió sobre la comida de la prisión, otra hablo de los guardias, el primer número se publicó el 12 de septiembre de 2016 y el segundo en noviembre. Impresionante.

Estando en prisión Zehra Dogan ha sido visibilizada gracias a una gran red de solidaridad y al continuo apoyo de Naz Öke, el respondía a las solicitudes de todas partes, la Tate Modern de Londres, el festival de paz en Brescia, el New York Drawning Center, etc. «Fui sentenciada por un sorteo; Hoy, todavía estoy maldecida en Turquía por mi voluntad irrenunciable a la libertad de expresión, el hecho de que mis pinturas sean recibidas y entendidas en el extranjero me hizo muy feliz.

Por primera vez, la joven vive lejos de casa, pero no quiere solicitar asilo político. «No me considero una refugiada, me gustaría volver a mi país y ver a mi familia lo antes posible». Pero tengo que esperar un poco, porque tengo una investigación en curso, en secreto, que me preocupa, pero no me permiten saber nada al respecto. »

«Estoy menos feliz que cuando estaba en prisión»

Por dentro y por fuera, los intelectuales de su país están bajo presión, como lo demuestran los casos de Ahmet Altan,  también el de Selahattin Demirtas , que publica en esta temporada una segunda y formidable colección de noticias (Emmanuelle Collas ) las cuales permanecen bajo llave. «Es aún peor, porque liberan a personas cuyos registros tienen menos de cinco años y los ponen bajo control judicial. Muchos de mis amigos han podido salir de prisión, pero su realidad, es aún más presión, porque en cualquier momento podemos ser arrestados nuevamente. Una persona que recupera la libertad condicional está en silencio. Porque no quiere volver a prisión, y eso promueve la autocensura. Al mismo tiempo, hay menos denuncias fuera de Turquía, internacionalmente, da la impresión de que se esta algo mejor, por lo que la solidaridad se relaja. Y los que permanecen en prisión están aún más solxs. Uno puede escuchar lo que dice la joven mientras afirma: “Estoy menos feliz que cuando estaba en prisión”. Porque te dices a ti misma que una vez que estás afuera harás más, pero de hecho, hay límites y te vuelves más infeliz porque a quienes conoces tampoco son libres.  

Pero Zehra Dogan no es del tipo que persona que se rinde. «Estoy tratando de crear un taller en Rojava, quiero trabajar con un artista amigo que esté allí, donde la gente pueda practicar en un lugar en guerra, eso tiene sentido, este arte que ocurre puede ser una respuesta a la guerra. Por mi dibujo, me encarcelaron, pero logré hacer más de lo que miles de balas podían hacer, ¿por qué no podían hacerlo otras personas? Y eso sin contar con los cuarenta y tantos tablones escritos hablando de la vida en la prisión de Dyarbakair, así como su historia, en la que la artista también trabaja con la idea de crear un cómic y que también despertó interés en la edición francesa. La artista recibió cuando fue encarcelada el apoyo de Wei-Wei, pero también de Bansky . Quién pintó un mural en una pared de Nueva York para contar los días de su encarcelamiento. No lo sabía, pero Zehra Dogan de Beaux-Arts había trabajado mucho en un fresco titulado Sigue tus sueños. Un eslogan que habla de su interior y de los deseos vivenciales de esta joven enamorada de la libertad.

También tendremos días hermosos. Escritos de la prisión, de Zehra Dogan, traducidos del turco por Naz Öke y Daniel Fleury, Éditions des femmes. 15 euros.

La exposición ha comenzado el pasado viernes 15 de noviembre de 2019 en la rue Jacob, 75006 París: noche de movilización para defender la libertad de expresión coorganizada por el PEN Club francés y las Éditions des femmes – Antoinette Fouque .

 

¿Quieres recibir información de nuestro boletín de noticias?

Rellena los datos y mantente informado de las últimas noticias y novedades.

* Campo requerido

Enhorabuena, ¡te has suscrito!