Rusia ha abandonado al pueblo kurdo en Afrin, ha permitido que Turquía ocupara tierras sirias y bombardeara día y noche las tierras de Afrin, su permisividad es en gran medida responsable del genocidio y la limpieza étnica que el estado de Turquía pretende llevar a cabo en estas tierras.

Sin embargo en la historia de Rusia nos encontramos con el legado de estudios e investigaciones de quienes se esforzaron en conocer al pueblo kurdo a través de la lingüística, la literatura, la etnográfica etc. Un gran ejemplo del que deberían aprender los actuales dirigentes de la nación rusa. Un ejemplo que debería servir para que Putin respetara a esas personas que están sufriendo desplazamientos, hambre, penurias, terror, siendo gran parte de las mismas kurdas,

Por desgracia en el campo de la política el respeto y la admiración hacia un pueblo pierde relevancia cuando se piensa en intereses geoeconomicos o geoestrategicos, pero se equivocan, pues cuando las personas pierden su condición humana con respecto a la defensa de los derechos y las libertades individuales y colectivas en que se convierten, en seres sin sentimientos, destructivos y autodestructivos  inconscientes de que el daño causado sera su carga eternamente.

 

El Orientalismo Ruso y su papel en el legado kurdo:Margaret Rudenco como ejemplo

Este trabajo trata de destacar la importancia que el orientalismo ruso tuvo para la lengua y cultura kurda. Estudiosos como Zaba, Nikitine, Lirij y Velyaminov ofrecieron sus esfuerzos para dar a conocer estudios sobre el pueblo kurdo.

Trataron estudios sobre diferentes campos: lingüístico, literario, etnográfico etc. Sin embargo, en este trabajo se trata de resaltar una figura importante, que es la de la orientalista rusa, Margaret Rudenco. Gracias a ella vieron la luz numerosos manuscritos kurdos, que estaban archivados en las bibliotecas de Leningrado, actualmente San Petersburgo.

El interés por conocer al pueblo kurdo hizo que florecieran numerosos trabajos y todo gracias a las traducciones que realizaron los orientalistas rusos.

El estudio comienza con una breve introducción al orientalismo ruso y su influencia en el legado kurdo. Seguidamente, el trabajo se dedica a la vida y obra de Margaret Rudenco

 

INTRODUCCIÓN

En el siglo XIX, en Rusia, un gran número de manuscritos kurdos fueron traducidos y estudiados por sus lingüistas. Estos valiosos esfuerzos por parte de especialistas rusos constituyen una parte importante del legado kurdo. Dentro de estas traducciones, que se hicieron de la lengua kurda a la lengua rusa, encontramos diferentes campos de la cultura kurda como son la lingüística, la literatura, la historia, la etnografía, etc.

Estudiosos rusos como Rudenco, Lirij, Velyaminov, Yelizarov, Zaba, Minorsky, Nikitine trabajaron para la cultura kurda e hicieron destacar aspectos que nunca antes habían sido tratados. Por esta razón, a ellos les debemos gran parte de la riqueza cultural kurda. Estos esfuerzos por parte de los especialistas se deben también a su interés por conocer mejor al pueblo kurdo.

El presente trabajo se centra en la valiosa aportación que realizó Margaret Rudenco para la cultura kurda, a través de sus trabajos de traducción. Gracias a ella se supo de la existencia del gran número de manuscritos kurdos que habían en los archivos y bibliotecas de Leningrado, actualmente San Petersburgo.

1. EL PAPEL DE LOS ORIENTALISTAS RUSOS EN LA CULTURA KURDA

No es de extrañar el interés de Rusia por traducir y trabajar obras del pueblo kurdo, ya que era el único país europeo que tenía fronteras comunes con el Kurdistán1. También, era importante establecer relaciones estables con los kurdos por la situación geográfica del Kurdistán con el sur de Rusia; y por tanto, para asegurar sus intereses políticos y económicos. Estos intereses por parte de Rusia produjeron el florecimiento de una gran producción de orientalistas rusos sobre la lengua y cultura kurda.

Tanto la Academia Rusa de las Ciencias como la Asociación Rusa de Geografía tuvieron un gran papel en el desarrollo de esta actividad. Les pidieron a sus cónsules y directivos que les aportaran información y trabajos sobre los kurdos, para un conocimiento más amplio. Y a principios del año 1920, por primera vez se crearon muchos colegios kurdos.

Hay que destacar que Rusia fue la cuna de los estudios kurdos científicamente, pues los trabajos que realizaron sobre la lengua, literatura, historia y cultura kurda superan los trabajos que presentaron otros orientalistas. Además, Rusia tuvo una influencia importante en apoyar a otros orientalistas tanto kurdos como europeos en publicar sus obras y apoyar sus investigaciones.

Lo que en inglés se conoce como Kurdology (ciencia que estudia la cultura kurda), era un estudio que en un principio en las universidades europeas de Francia, Inglaterra, Alemania, y las Academias rusas se estudiaba en relación con la cultura iraní y el orientalismo en general. Sin embargo, a partir del año 1909 en Rusia esta ciencia se separa del estudio iraní y se convierte en un departamento independiente2.

El famoso orientalista ruso, Peter Lerch, considerado como el pionero en el estudio del tema kurdo, realizó varios estudios sobre este tema. Entre 1857-1858 escribió Forschungen ubre die Kurden und die iranischen Nordchaldäer en San Petersburgo; es un libro en alemán sobre el dialecto zaza (que se habla en parte del Kurdistán turco). En la primera parte del libro, de 103 páginas, se hace un estudio sobre este dialecto. En la segunda parte, trata de la lengua kurda en general. Y la tercera parte está formada por un pequeño diccionario zaza-alemán.

El trabajo que realizó Alexander Zaba3 (1803-1894) es digno de destacar por haber conservado una parte importante de la cultura kurda, que formó la base principal para el estudio posterior de dicha cultura por especialistas rusos. Se dice que gran parte de la producción que tuvo A. Zaba sobre esta cultura fue realizada con la ayuda del mulla4

M. Bayezidi.5 Este último dominaba el árabe, persa y turco. Por este dominio lingüístico le permitía producir obras, en estas lenguas, y ayudar a Zaba con sus conocimientos

.Con él, Alexander elaboró en 1858 un diccionario de los dialectos hekarî y rewendî- frencés, titulado Vocabulaire kurde des dialectos de Hekari et Revendi. Y entre 1869-1872 escribe otro diccionario, que consta de dos partes. La primera parte es un diccionario ruso-francés-kurdo; y la segunda parte es kurdo-ruso-francés. Esta obra todavía no ha sido publicada; se conserva en la Academia de las Ciencias soviéticas en Leningrad6.

A mediados del siglo XIX aparece un trabajo escrito de M. Bayezidi, bajo el título de Tercema drb mzlane bezmanî krmancî 7 ; que es considerada como la segunda obra sobre fraseología kurda8. Esta obra se conserva en la biblioteca de Leningrad.

Algunos de los proverbios de este trabajo fueron traducidos del kurdo al ruso y al alemán, por P. Lerch. Y en el año 1857 fueron publicados9.

  1. Yaudat Hoşyar, “Daja´ir al-turaz al-kurdi fi jaza´in Btrsburg”. http://www.bentalrafedain.com/bohoth/ bohoth/bohoth026.htm
  2. Ferhad Pirbal, Kurd le dîdî rojhellatnasekanewe, primera edición, Arbil, edit. Aras, 2006 p.9
  3. A. Zaba trabajó como cónsul de Rusia en Esmirna (Turquía) durante treinta y tres años (1836-1869; por encargo de la Academia Rusa de las Ciencias,estudió la lengua kurda y sus dialectos y reunió materiales y textos relacionados con la literatura, el folclore y la historia del pueblo kurdo.
  4. Mulla es una palabra árabe de origen persa, que significa maestro religioso.
  5. Ferhad Pirbal, Kurd le dîdî rojhellatnasekanewe, op. cit., p.37.
  6. Ibid.
  7. Ferhad Pîrbal, op. cit., p.43
  8. La primera obra que sale a la luz sobre fraseología kurda es en 1711, y aparece en Armenia (ex república soviética); no se conoce el autor de la obra. Véase al respecto, Shukria Rasul Ibrahim, (1984): Pendî pêþînanu Qsey nesteqî kurdî, (Tesis doctoral traducida del ruso al kurdo por Shukria Rasul y Yalal Taqqi), Arbil, edit. Dirección general de Educación y Juventud de la Región del Kurdistán.
  9. Bedrkhan ´Abd Allah Sndi, Al-hikma Al-kurdiya. Yamhara min al-amzal wa al-hikam al-kurdia, 1ª edición, Bagdad,edit. Dar al-zaqafa wa al-nashr al-kurdia 1989, p.4.

 

VIDA Y OBRA DE MARGARET RUDENCO

La orientalista rusa Margaret Rudenco (1930-1976) es considerada como la verdadera pionera en el estudio y florecimiento de la cultura kurda. El hablar de Rudenco, significa hablar de la cultura kurda, pues dedicó toda su juventud durante más de un cuarto siglo a investigar las obras almacenadas de los manuscritos kurdos y traducirlos a la lengua rusa y luego publicarlos.

M. Rudenco nació en Georgia en 1930; su apellido es ucraniano y su educación rusa. A los veinte años terminó sus estudios universitarios con éxito. En 1951 realizó el postgrado en la academia orientalista perteneciente a la Academia de las Ciencias en San Petersburgo; y eligió, como trabajo de investigación, la epopeya más famosa y valiosa de la literatura kurda: Mem u Zin del gran poeta Ahmadî Xanî (1650-1706)10; escrita en 1695 en el dialecto krmancî11. Es la historia de un amor imposible entre dos jóvenes (Mem y Zîn), que pertenecen a tribus enemigas. Xanî es considerado como el profeta de la poesía popular kurda. Nació en Hakari, en el Kurdistán turco, y pertenecía a la tribu de Xanî (de ahí su apellido). Esta gran epopeya sitúa a Xanî en la misma línea que Homero (de Grecia) y Frdewsi (de Persia).

La obra está formada por un extenso poema, donde aparte del tema amoroso de Mem y Zîn, hace referencia al anhelo de un Estado kurdo independiente; y a la desgracia del pueblo kurdo a manos de los dominios persa y otomano. Por esta razón, esta obra poética es considerada como la epopeya nacional kurda por excelencia. Las producciones literarias de Xanî se consideran como la cima del progreso literario kurdo del siglo XVII; y es el líder de una escuela literaria donde nació el sentimiento nacional kurdo.

Durante una larga temporada Rudenco trabajó en la Academia mencionada anteriormente. En 1957, publica una importante obra, que trata de los manuscritos que reunió el orientalista polaco durante su trabajo como diplomático.

En 1962, Rudenco publicó un libro sobre Mem u Zin, donde hizo un estudio comparativo en el tema literario y folclórico y lo tradujo al ruso. Este libro incluye una valiosa introducción y comentarios importantes sobre el tema. Este libro se convirtió en una gran fuente de información para investigadores posteriores, especialmente los investigadores kurdos que se dedicaron al estudio de esta famosa historia poética.

En el año 1973 obtuvo el título de doctora con un estudio sobre el tema de la famosa historia poética Yusuf u Zuleixa del poeta clásico kurdo Salim bn Sleiman; también tradujo esta historia a la lengua rusa. Esta obra se publicó después de su muerte en San Petersburgo en 1976.

Entre los manuscritos que tradujo Rudenco al ruso se encuentran las siguientes obras:

  • Shexi Sen´an de Faqi Teiran.

  • Leyla u Majnun de Hars Badlisi.

  • ´Adat u taqalid al-kurd de Mahmud Al-bayezidi.

También tradujo canciones y cuentos de las epopeyas kurdas. Y escribió un libro sobre este tema.La mayoría de estas traducciones aparecieron en los años sesenta, y participó en todos los congresos sobre el orientalismo, dentro y fuera de Rusia; y en estos congresos presentó numerosos trabajos sobre la cultura kurda.

Publicó numerosos artículos centrados en su especialidad, la cultura kurda, entre ellos están los Poemas desconocidos de Ahmedi Xanî; y Poemas no publicados del peta kurdo Ja´far Quli”.

En cuanto al campo de la fraseología, Rudenco reunió un gran número de dichos y refranes kurdos que los publicó 1961, en un libro de refranes y dichos comunes de los pueblos orientales, en Moscú.

Rudenco dedicó gran parte de su carrera investigadora a la traducción y publicación de las obras en prosa y en verso de los manuscritos que encontraba..

Su obra forma un conjunto relevante y una página reluciente de la historia del pueblo kurdo. Fue la que abrió el camino para otros orientalistas e investigadores kurdos y dejó sus huellas sobre estudios posteriores en este campo.

En las próximas páginas hablaremos del famoso y destacado libro de Rudenco Descripción del conjunto de Leningrad de los manuscritos kurdos publicado en 1961, ya que es considerado como una fuente para la investigación sobre la lengua y cultura kurda.

10. Véase A. Sayyadi, Mêjûy Edebî Kurdî, 2ª edición, Bagdad, edit. Ma´arif, 1971, pp. 214-239.

11. Krmancî es uno de los dialectos principales kurdos, que se habla en Turquía, Irak septentrional, Siria y territorios de la antigua Unión Soviética.

 DESCRIPCIÓN DEL CONJUNTO DE MANUSCRITOS KURDOS ENCONTRADOS EN LENINGRADO

M. Rudenco publica en 1961 esta obra sobre los manuscritos encontrados en los almacenes de San Petersburgo; de la lengua y cultura kurda.

Esta obra incluye una introducción y una minuciosa descripción de los manuscritos; también encontramos los nombres de los autores y traductores.

La autora, en la introducción, habla de la situación de la publicación y las fotocopias de los manuscritos; y destaca el papel de Alexander Zaba y de Mahmud Bayezidi en la conservación de los manuscritos.

Los manuscritos están distribuidos principalmente en dos bibliotecas, la primera es la de Saltikov y la segunda la del Centro orientalista. En la primera biblioteca se encuentra un gran número de manuscritos que fueron reunidos por Alexander Zaba durante su estancia en Turquía con la ayuda de Bayezidi. El conjunto de manuscritos que obtuvo Zaba eran 54, de los cuales 44 están en kurdo; 4 en persa; 3 en turco y otros 3 en francés. La segunda biblioteca también tenía gran número de manuscritos de los cuales 3 se habían tomado del conjunto de A. Zaba.

En este libro de Rudenco se describe en general todos los manuscritos kurdos de las dos bibliotecas, y son 84 manuscritos en total. Estos manuscritos están divididos en cuatro temas: folclore, literatura, lengua, etnografía e historia.

1 :Folclore:  En este apartado se encuentran 14 manuscritos clasificados en tres grupos.

  • grupo de historias y cuentos en verso, típicas del folclore kurdo. Principalmente está la historia de amor de Mem u Zin.
  • .grupo de canciones kurdas tanto las que van dirigidas a las mujeres (ej. las bodas) como las que van dirigidas a los hombres (ej. las batallas).
  • grupo de cuentos e historias populares y refranes traducidos del persa y el turco a la lengua kurda.

2 . :Literatura: Forma el conjunto más grande de manuscritos kurdos en las bibliotecas de San Petersburgo. Se ha observado que las obras poéticas de los grandes poetas kurdos se repiten en más de un manuscrito como Mem u Zin, Shexi Sen´an, Qal´at Demdem, Leyla u Majnun, Shirin u Ferhad, Yusuf u Zuleixa, etc. Pero el más destacado es la historia de Mem u Zin de la cual aparecen nueve manuscritos; es la biblioteca donde aparece el número más elevado de manuscritos referentes a esta famosa y clásica historia kurda.

3. Lengua: En este apartado se encuentran nueve manuscritos valiosos de la lengua kurda y su gramática. Aquí se encuentran diferentes trabajos de autores kurdos y rusos sobre gramática y los diferentes dialectos del kurdo estableciendo una comparación entre ellos.

4. Etnografía e historia: La copia original del manuscrito del libro Costumbres de los kurdos de Mahmud Bayezidi se encuentra en la biblioteca del Centro orientalista, que aparece escrita con la letra del propio autor. Existe otra copia del manuscrito en Esmirna. A. Zaba lo tradujo al francés.

De los grandes trabajos que realizó el estudioso kurdo Bayezidi fue traducir al kurdo entre 1858-1859 la primera parte del libro Sharafnameh (1596), del príncipe e historiador Sharaf al-Din Badlisi, Esta obra se considera como la primera fuente más importante en la historia kurda. Trata los diferentes hechos históricos que sucedieron en el territorio kurdo; incluyendo lugares, personajes destacados en la historia kurda, los emiratos kurdos,etc.12

Al-bayezidi añadió a esta traducción una introducción donde habla del gran papel que tuvo el autor Badlisi en la cultura kurda. A. Zaba tradujo la introducción de este libro y la envió a la Academia Rusa de las Ciencias en San Petersburgo.

Hasta el s. XX algunos orientalistas pensaban que la cultura kurda no poseía obras y estudios escritos, sólo una tradición oral. Sin embargo, con esta inmensa e importante labor de Rudenco demostró a los orientalistas que los kurdos poseen una cultura escrita y documentada, donde abundan investigaciones y obras de gran valor..

Los trabajos realizados por parte de la orientalista rusa Margaret Rudenco ha sido la fuente de la investigación sobre la cultura kurda, la cual ha ayudado a orientalistas e investigadores kurdos a conocer más sobre el tesoro conservado en Rusia. Gracias a

M. Rudenco cualquier lector ruso tiene la oportunidad de conocer la lengua y la cultura kurda por las traducciones que realizó al ruso. Dio vida a textos almacenados y olvidados en las bibliotecas para ser conocidos y para servir de ayuda para otros investigadores. Además de la labor científica que realizó Rudenco al estudiar y traducir textos kurdos, hay que destacar su importancia en formar una conexión entre los dos pueblos, el kurdo y el ruso, por medio da la traducción. Gracias a esta mecánica de enseñar un escrito en otra lengua se da una vida nueva al texto y permite establecer una unión lingüística y cultural entre los pueblos.

Por tanto, hemos visto, como ejemplo las traducciones que hizo Rudenco, cómo el arte de la traducción tiene el poder de dar a conocer algo nuevo a otos pueblos y crear una conexión entre pueblos diferentes a través de un instrumento muy valioso que es la lengua.