Los días 8 y 9 de Diciembre de 2015 se celebro en la ciudad siria de Dêrîk el Congreso Democrático de Siria bajo el lema “Hacia la construcción de una Siria libre y democrática”, en el congreso participaron 103 delegados en representación de organizaciones políticas, militares y sociales sirias de oposición.

Las organizaciones que participaron en la conferencia llegaron a un consenso con respecto a la formación de un poder político llamado Consejo Democrático de Siria (en algunos medios se le llamo también Asamblea de la Siria Democrática).

Los participantes indicaron que la mentalidad despótica del régimen es la responsable, en primer lugar, de la situación actual en el país; que su forma de pensar va en contra de la realidad multicultural, multireligiosa, multiétnica y plural de la sociedad siria; y que dicha mentalidad despótica será transformada por el desarrollo de una sociedad plural basada en una tierra común y la vida libre donde se reconozcan todos los pueblos y sus culturas.

Todas las fuerzas que se agruparon bajo el techo del Congreso unieron sus voluntades para que se logre desarrollar una constitución democrática, permitir soluciones a la crisis siria a través de la discusión pacífica, el diálogo y las conversaciones, en la lucha contra el terrorismo; la celebración de elecciones libres y democráticas y lograr el consenso social sobre la base de su voluntad democrática. Las organizaciones participantes en el Congreso anunciaron que representarían, en el ámbito político a las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF).

El 26 de Julio la agencia de noticias ANF publicaba el articulo de la co-presidenta del Consejo Democrático Sirio, (SDC por sus siglas en inglés) Ilham Ehmed dado a conocer en el periódico Özgürlükçü Demokras, el cual reproducimos íntegramente a continuación.

A raíz de la lucha a largo plazo contra el fascismo de ISIS, 73 países han decidido ofrecer apoyo al Consejo Civil de Raqqa, dicho apoyo se encaminara tanto a los esfuerzos de reconstrucción, como en la superación de los obstáculos que enfrenta el Consejo.

Las potencias extranjeras perdieron mucho tiempo en la busqueda de una solución, así la crisis siria fue mas profunda debido a decisiones equivocadas. Todo el mundo sabía que una parte significativa de la ayuda proporcionada a los llamados grupos armados de la “oposición siria” era una equivocación. El reconocimiento por parte de la coalición hacia la oposición formada por estos grupos como representantes del pueblo sirio, y contar sólo ellos para hablar en el ámbito internacional, fue un error histórico. Esta realidad es ahora admitida por estos estados. Era un hecho obvio que estos grupos iban a seguir el camino de Ikhwan, y anularon a la verdadera oposición. A pesar de miles de millones de dólares en ayuda, lamentablemente no lograron siquiera abrir una escuela para niños sirios. En el sentido militar, a pesar de las grandes cantidades de armas entregadas a ellos, no existia un programa o una estrategia, cualquiera que se uniera a estos grupos acababa radicalizandose y pasaba a formar parte del Daesh o se integraba en grupos de salafistas radicales alimentándose de la continuación de la guerra, vendiendo partes del territorio que controlaban y abriéndolo al servicio de los, radicales integristas, invasores.

Todavía están en marcha Astana y Génova. Fueron las Fuerzas Democráticas de Siria –SDF- y la Administración Autónoma quienes quedaron fuera de estas reuniones y ayuda, siendo estas las fuerzas que han mostrado una resistencia inigualable contra ISIS y quienes han dedicado esfuerzos a asegurar la estabilidad, y estas son las fuerzas que no han sido ayudadas. A pesar de sus limitados recursos, construyeron y sostuvieron la vida de nuevo. Aunque cuentan con recursos limitados, crearon una nueva alternativa en la región. Con la guerra en curso de seis años y el embargo económico impuesto, esto se vuelve muy importante. Han logrado reconstruir la vida social, construir escuelas, proporcionar alimentos y necesidades vitales para la gente, y lo más importante, asegurar la seguridad social. Estas instituciones que han sido privadas de la ayuda han demostrado a todo el mundo cómo la resistencia y el éxito se puede lograr.

Cuando Manbij fue liberado, varios países, entre ellos Turquía, se comprometieron a cerrar la ciudad a través del bloqueo y el colapso para evitar la entrada de la ayuda. Las fuerzas agresivas y pro embargo no lograron su camino, y Manbij es una ciudad que se ha organizado a sí misma, según su propia fuerza, en vez de depender del exterior. Todas las necesidades se satisfacen dentro de los medios naturales. Posteriormente, Turquía pediría ayuda para continuar el embargo de Manbij. Otras regiones de la Federación de Siria Septentrional son similares.

Todo el mundo preguntaba si el Consejo Democrático Sirio había sido oficialmente reconocido o no a nivel internacional. Siempre dijimos que dependería de hasta qué punto pudiéramos actualizar nuestro proyecto para construir una Siria federal. Como nuestro proyecto, resulta ser el método más adecuado para detener el derramamiento de sangre en Siria y el mas pertinente para la construcción de una vida democrática, se ha ido actualizando más. La respuesta a la pregunta sobre el “reconocimiento oficial”  es crece. Actualmente hay 73 estados que han decidido reconstruir la región. Este es un nuevo paso. Las SDF han logrado un gran éxito en contra de ISIS, pero hay necesidad de grandes sumas de ayuda financiera para utilizar en la educación y otros esfuerzos, para erradicar completamente la cultura de ISIS. Sin esto, la vida no puede ser reconstruida. La guerra ha devastado los espíritus de los niños, y destruido todo lo existente, incluida todas las infraestructuras.

La decisión tomada por estos países es correcta y apropiada, pero es una decisión tardía. Si esta decisión se hubiese tomado antes, tal vez la región no estaría en esta situación. Pero aún así, es una decisión muy importante. Reconocer el Consejo Civil de Raqqa bajo el paraguas del Consejo Democrático Sirio es un paso histórico. Todos estos países están declarando que no reconocen ninguna otra voluntad fuera del Consejo Civil de Raqqa.

El Estado turco se esforzó por que Raqqa se entregara a los grupos que se unieron bajo el nombre de Coalición Siria después de la liberación. Pero eso fue un sueño. No pudieron ver este sueño. Turquía ha perdido credibilidad.

La decisión de apoyar al Consejo Civil de Raqqa también significa el reconocimiento oficial del acuerdo aquí. A pesar de todo, priorizar la voluntad local y desarrollarla, como parte del proyecto federal de Siria, es una de las cuestiones fundamentales. Porque sólo este proyecto tiene la capacidad de llevar adelante una vida democrática, igualitaria, pacífica y segura a Siria. La voluntad internacional ha comenzado ahora a respetar esto y desarrollar relaciones.

 

Fuentes:

  • https://anfespanol.com/noticias/73-paises-apoyan-al-consejo-civil-de-raqqa-761
  • Kurdiscat