Desde la Asociación de Amistad con el Kurdistan apoyamos la manifestación del día 1 de Noviembre en celebración del día internacional de solidaridad con Kobanê que tendrá lugar en Madrid a las 18:00h desde Tirso de Molina hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores en la Plaza de las Provincias.

 

Con el comienzo de los enfrentamientos armados en Sira, el Estado Islámico (EI-Daesh) con su presencia en Siria e Irak se ha convertido en una amenaza para toda la humanidad. El único objetivo de esta organización genocida era construir un orden cruel, un sistema de terror. A pesar de esto, Daesh ha sido considerado por una gran cantidad de estados regionales como una herramienta útil para implementar sus propios intereses. El estado turco tenía el objetivo de prevenir un posible estatus para la sociedad kurda. Arabia Saudita y Qatar apoyaron al Daesh apoyando y defendiendo intereses sectarios, mientras que algunos estados occidentales hicieron la vista gorda de acuerdo con sus propios intereses económicos y apostando por la expansión de su soberanía. Daesh ha cometido ataques terroristas no solo en Oriente Medio sino en todo el mundo. Mostró tanta brutalidad que cientos de miles de personas tuvieron que abandonar su tierra natal, muriendo de sed y hambre durante su huida.

En agosto de 2014, Daesh atacó a los kurdos yazidíes en Şengal, masacró a miles de civiles y secuestro de alrededor de cinco mil mujeres yazidies para venderlas como esclavas sexuales. No se conformo con esto, alentado e incentivado por el Estado turco el 15 de septiembre de 2014 atacaron la ciudad kurda de Kobanê para destruir la administración secular, igualitaria y pluralista establecida por los kurdos y el modelo de sociedad basado en la igualdad de derechos, la diversidad y la hermandad entre los pueblos.

Con este ataque emergieron dos polos. Por un lado, el sistema regresivo, reaccionario representado por el Daesh, por otro lado, el paradigma liberador democrático y ecologista encabezado por las mujeres. Estos dos polos opuestos lucharon en Kobanê y el segundo fue victorioso.

Por esta razón:

* Kobanê se ha convertido en un símbolo para las personas progresistas y democráticas,de todp el mundo y especialmente para las mujeres.
* La derrota de ISIS en Kobani significó poner al fin del mito de la invencibilidad del Daesh.
* Las mujeres que han luchado por la libertad en Kobani y los valores que representaban se convirtieron en una luz en la oscuridad.
* Las mujeres kurdas y quienes lucharon por la libertad, protagonistas de la resistencia de Kobanê, respaldados a nivel internacional por infinidad de personas, destruyeron el sistema de miedo creado por el Daesh.

Esta realidad ha sido ampliamente percibida por la comunidad y la opinión pública a nivel internacional. En todo el mundo, en el Día Internacional de Solidaridad con Kobanê, el 1 de noviembre la gente invadió las calles y plazas, cantó canciones de libertad y condenó al Daesh y sus seguidores y los poderes que apoyan al Daesh.

Hoy Kobanê es libre, pero la lucha continúa. Apelamos una vez más, a todas las personas a la participación en la celebración del Día Internacional de Solidaridad con Kobanê el 1 de noviembre de, 2017 para celebrar el cuarto año después de la liberación y victoria de Kobanê, símbolo de la búsqueda de la libertad de toda la humanidad, para mostrar el apoyo al sistema democrático e igualitario que se está construyendo en la región y juntos construir el modelo de la vida democrática y de la libertad.

* Salgamos a las calles el 1 de noviembre, Día Internacional de Solidaridad con Kobanê, para cantar canciones de libertad y apoyar la construcción de un sistema democrático, basado en la liberación de las mujeres y ecológico.
* Levantemos nuestra voz de paz y libertad el 1 de noviembre en el Día Internacional de Solidaridad con Kobanê contra aquellas fuerzas que están provocando la guerra para promover sus intereses económicos e imperiales.
* Salgamos a las calles el 1 de noviembre, Día Internacional de la Solidaridad con Kobanê, para detener a los estados regionales nacionalistas, fundamentalistas, sectarios, reaccionarios y dictatoriales que persiguen agendas regresivas.

¡Unámonos y estemos juntos en la movilización del 1 de noviembre para fortalecer la solidaridad internacional.
Junta de Reconstrucción de Kobanê