Sobre el autor

Joey L. es un fotógrafo y director nacido en Canadá con residencia en Brooklyn, Nueva York. Desde la edad de 18 años, el trabajo de Joey ha sido buscado constantemente por  clientes publicitarios prominentes, incluidos el National Geographic Channel, el Ejército de EE. UU., Lavazza para su calendario 2016, Canon, Summit Entertainment y muchos otros. Este artículo fue publicado originalmente aquí.

La Prision Roja

Este documental fue complicado el autori indica que casi no llegaron a tiempo, para su realización pero de alguna manera lograron gracias a la Agencia de Metrografía, la Librería Peyk, Vim y voluntarixs locales que apenas pudieron dormir.

Todos los ingresos de las ventas impresas y un taller organizado para fotógrafos locales fueron donados a Media Luna Kurda Heyva Sor a Kurdistanê. Esta es una ONG que trabaja en primera línea ayudando a los desplazados por la invasión turca de Siria. Estos son valientes trabajadorxs de ayuda que han sido atacadxs y asesinadxs, pero continúan su valiente trabajo en Rojava y más allá. La pandemia de COVID-19 está afectando a todas partes, especialmente a las áreas de Kurdistán que ahora están completamente bloqueadas desde que filmamos el documental. Por favor considere donar a Heyva Sor a Kurdistanê para ayudar a las comunidades de refugiados extremadamente vulnerables que buscan la paz en Kurdistan.

Cuando la gente me pregunta mis lugares favoritos en la Tierra, normalmente respondo así: la mejor comida está en Etiopía, los mejores sitios históricos están en India, pero las mejores personas están en Kurdistán. Por esa razón, he viajado a Kurdistán como fotógrafo una y otra vez. Esta publicación de blog presenta algunos de mis trabajos más recientes de la región desde la publicación de mi libro We Came From Fire: Kurdistan’s Armed Struggle Against ISIS (powerHouse, verano de 2019).

Imagenes de la Exposición

Zhiwar de Peyk Books y yo montamos la instalación de fotografía en Amna Suraka, una prisión de la era Saddam en Slemani

 

REFUGIADOS DE ROJAVA:

Una vez que la exposición se instaló en Amna Suraka, tuve tiempo de viajar al Norte y ver y fotografiar la situación en curso por mí mismo. En el campamento Bardarash del Kurdistán iraquí, las carpas que alguna vez albergaron a civiles que huían de ISIS ahora albergan a refugiados que huyen de la invasión turca de las regiones kurdas del norte de Siria.

Después de la repentina orden del presidente estadounidense Donald Trump de que el ejército estadounidense se retirara de Siria, estallaron enfrentamientos entre las Fuerzas Democráticas Sirias, una vez respaldadas por los estadounidenses, y el Ejército turco junto con sus representantes rebeldes. La invasión ha sumido en una nueva crisis lo que una vez fue la región más estable de la guerra de Siria. Civiles del Kurdistán sirio han huido de sus hogares por seguridad a través de la frontera en el Kurdistán iraquí. Lo que más temían los desplazados era la limpieza étnica a manos de grupos rebeldes respaldados por Turquía.

Kurshid, un barbero kurdo, huyó de su casa con su familia. Reabrió su negocio de barbería en el campamento de Bardarash para continuar apoyando a su familia y proporcionar una sensación de normalidad en un momento tan incierto.

Se administra un aerosol químico desde un vehículo en movimiento que rodea las tiendas de refugiados para ayudar a reducir la población de insectos que hace mas dificil la vida en las tiendas.

Hamza y su hija Gulistan afuera de su tienda de campaña en el campamento de Bardarash. La pareja huyó del norte de Siria después de la invasión turca, por temor a la limpieza étnica de los rebeldes respaldados por Turquía. «Cuando viene un cohete, no se pregunta quién eres, si eres un civil o un soldado. El precio de las operaciones militares es pagado por los civiles».

Retrato de Solin, una refugiada kurda del norte de Siria, posando con su tambur, un instrumento de cuerda tradicional. Solin huyó a través de la frontera con su madre y su hermano menor.

La madre de Solin, Najah.

El «Mercado Serikaniye», que describe una ciudad kurda en el norte de Siria ahora bajo el control de representantes rebeldes respaldados por Turquía, está escrito en una pequeña tienda que vende productos básicos en el campamento de Bardarash.

HAWRAMAN:

Una visita a Kurdistán nunca está completa sin una visita a las montañas. Siempre quise visitar Hawraman, una región pacífica y montañosa ubicada entre las fronteras del Bashur (Kurdistán iraqu)í y  Rojhelat (Kurdistan iraní). Un contrabandista que traiga mercancías entre las fronteras de estos estados nacionales puede decirle que no está haciendo nada ilegal, ya que ambas partes son técnicamente Kurdistán. Los guardias fronterizos iraníes que esperan en torres a través de las mesetas rocosas piensan lo contrario, y generalmente disparan a cualquier cruce no autorizado.

Los regímenes van y vienen, pero parece que Hawraman siempre será Hawaraman, un latido distintivo de la cultura kurda conocida por sus aldeas en capas construidas en laderas rocosas y cadenas montañosas. Las mezquitas comparten el mismo aire de montaña que los templos de las religiones pre-abrahámicas, como la fe de Yarsan. En los pequeños centros de las ciudades que conectan las aldeas, los cafés ahumados sirven desayunos de miel de montaña local, nueces y granadas.

Retrato de Hama Karim Mahmood sentado en un café Tawella. Un soldado peshmerga a fines de la década de 1960, un recluta en el ejército iraquí de la era de Saddam, luego un peshmerga una vez más … Hama tenía muchas grandes historias para contar que simbolizaban la región. Lleva un chaleco tradicional «faranji», hecho a mano de lana en la región de Hawraman en Kurdistán.

Retrato de Lanya en Narjala, un pequeño pueblo de Hawramani cerca de Biyare.

Mala Karim afuera de una vieja casa Hawramani hecha de piedra en su pueblo de Narjala. Actualmente, Mala está construyendo una nueva casa cerca.

Ancianos kurdos rezan durante el mes de Rabi ‘Al-awwal para celebrar Mawlid, el cumpleaños del profeta islámico, Mahoma.

Lavandose antes de las oraciones en el Colegio Islámico de Khanaqay Byara, ubicado entre cadenas montañosas en la región de Hawraman en Kurdistán.

Un hombre kurdo después de la oración.

Retrato de Mohammad Ahmed de Said Sadiq, fotografiado en el Colegio Islámico de Khanaqay Byara durante Rabi ‘Al-awwal.

Retrato de Sofi Hussain y Sardasht Khalid.

Retrato de Qadir Hama Faraj de Sayed Siddiq.

Diyarko Majid Hamid de Halabja.

Retrato de Abdulkhaliq Ahmed fuera de su casa en Daga Shexan. En el fondo están sus hijas Berivan e Iman.

Retrato de la hija de Abdulkhaliq, Iman.

Mahmood Ahmed Mhamad y su esposa Pakhshan Abubakir Taha en su casa familiar cerca de la frontera de Irán en Daga Shexan.

Retrato de Hama Rashid. Su aldea Wêleyer cerca de Slemani fue destruida dos veces por el régimen de Saddam, y luego reconstruida dos veces.

Bryar Mohamad Karim fotografiado en su pueblo Wêleyer cerca de Slemani.

SLEMANI:

Nuestro viaje de regreso terminó en Slemani para fotografiar al aclamado artista kurdo en el estudio de su casa. Las obras de Ismail se han exhibido en todo el mundo, incluidos París, Japón, Nueva York y Londres, pero sigue siendo un tipo muy humilde. Fotografié su retrato frente a una de sus pinturas dinámicas, pero acorté la sesión debido a su salud. Ismail tuvo la amabilidad de regalarme una de sus cinco mil piedras pintadas con figuras humanas, pájaros y peces. Cada piedra representa a las 5000 víctimas del ataque químico de Halabja, una masacre contra el pueblo kurdo que tuvo lugar el 16 de marzo de 1988.

Pude fotografiar y viajar libremente gracias a Ahmed Najm de Metrography que organizó los permisos y una increíble cantidad de apoyo local. Desafortunadamente, debido al devastador brote de COVID-19 y los bloqueos en toda la región, moverse y fotografiar esta área ahora sería casi imposible. Los kurdos incluso se quedaron adentro durante Newroz, su mayor celebración del equinoccio de primavera. Si la historia nos enseña algo, será que las cosas eventualmente volverán a la normalidad, y los kurdos permanecerán, desafiantes como siempre. Estoy deseando que llegue mi próximo viaje a Kurdistán.

Ismail Khayat

Media Luna Kurda – Heyva Sor a Kurdistane – http://www.heyvasoruk.org/contact-us

Fuentes; https://joeyl.com // https://petapixel.com/2020/04/07/the-red-prison-my-photo-exhibition-in-a-saddam-era-jail/

Documental original: The Red Prison – Photography Exhibition in Iraqi Kurdistan

 

Colabroa con tu firma frente a la agresión unilateral de Turquía y exigen el cese inmediato de los bombardeos y matanzas de civiles en Rojava.

Manifiesto