Publicado por: KHRN en: 24.03.2018

En los últimos días, las autoridades intentaron evitar que se realizaran las celebraciones del año nuevo kurdo en Rojhilatê, siendo arrestadas residentes de la aldea de Nay

La Red de Derechos Humanos del Kurdistán KHRN fue informada que en la noche del martes 20 de marzo de 2018, mientras los residentes de la aldea se preparaban para celebrar la ceremonia de Newroz,  se encontraron con una gran presencia de fuerzas policiales y de seguridad quienes reprimieron  la ceremonia Newroz.

La represión se justificó en base a la aplicación de “la ley de seguridad” en la zona de Marivan.

Las fuerzas de seguridad dispararon gas lacrimógeno para dispersar a la gente. Debido a la resistencia de la juventud de la aldea, hubo incidentes durante varias horas.

El miércoles 22 de marzo, nuevamente se plantearon los residentes de la aldea de Nay la celebración de la ceremonia de Newroz, pero la policía y las fuerzas de seguridad volvieron a rodear la aldea disparando gases lacrimógenos contra la multitud, entre ellos niños, para impedir la celebración.

Las fuerzas de seguridad también arrestaron, al menos, a siete residentes de la aldea durante los últimos días, llamados Saman Amia, Mohammad Moradi, Hamid Tofighi, Salah Amiya, Mahmoud Ghorami, Zanko Arzhangi y Kasar Arzhangi.

Cinco de estos detenidos fueron liberados después del interrogatorio en el centro de detención de Marivan, pero dos de ellos, Kasar Arzhangi y Salah Amia, continuan detenidos.

Cabe señalar que todos los años, en la víspera del 21 de marzo, con la llegada de la primavera, los kurdos encienden un fuego Newroz, cantan y bailan. Pero las fuerzas de seguridad cada año, con el pretexto de ejecutar consignas políticas y levantar símbolos nacionales del pueblo kurdo intentan evitar la ceremonia.

Esta noticia es un referente de la represión que ejercen las fuerzas de seguridad iraníes todos los años en esta y otras aldeas de las tierras de Rojhalat a las personas que intentan realizar la celebración del Newroz.