La leishmaniasis amenaza la vida de miles de civiles en al-Shahba

Más de 100 casos de leishmaniasis y tuberculosis se han propagado recientemente entre los residentes de Afrin en el campamento de Berxwedan y las aldeas del cantón al-Shahba, los administradores del Media Luna Roja Kurda y el personal del hospital Avrin, y las víctimas apelan por proporcionar los medicamentos necesarios para tratar la enfermedad y reducir su difusión.

Además del sufrimiento de las personas procedentes de Afrin que se vieron obligadas a abandonar sus hogares e ir al cantón de al-Shahba como resultado de la agresión turca y sus mercenarios al cantón de Afrin y resistir actualmente a las peores condiciones de vida, docenas de personas y niños de Afrin están comenzando a sufrir enfermedades crónicas como la leishmaniasis y la tuberculosis y esto está aumentando su tragedia.

Como resultado de la devastación que rodea al cantón de al-Shahba, la propagación de la suciedad, los escombros, la falta de condiciones de vida adecuadas y la indiferencia de las organizaciones médicas e internacionales para proporcionar la asistencia necesaria a la gente, el territorio de Afrin sufre de la diseminación de leishmaniasis y tuberculosis en ausencia de posibilidades médicas para tratarlas

La agencia de noticias Hawar monitoreó la condición de los pacientes y las instalaciones disponibles para la única dirección médica presente en la provincia del cantón de al-Shahba, del personal de la Media Luna Roja Kurda y Avrin.

Durante la reunión con pacientes, hacen un llamado por parte de las organizaciones interesadas y de las organizaciones internacionales para proporcionar asistencia médica urgente, ya que no hay acceso a otras áreas de tratamiento disponibles.

Uno de los administradores del hospital Avrin, Jihan Abdo y otro administrador de la Media Luna Roja Kurda, Ammar Mohammed, fueron portavoces del llamamiento a la comunidad internacional para que proporcione medicinas para las enfermedades crónicas que están muy extendidas entre la gente de Afrin, especialmente leishmaniasis, añadiendo que sus posibilidades son limitadas causadas por la inacción de las organizaciones internacionales para apoyarlas.

La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria transmitida por el insecto “sandfly”, un pequeño insecto que tiene solo un tercio del tamaño de un mosquito común. El flebótomo no emite un sonido que alerte a las personas, el “flebótomo” mueve el parásito del limoncillo chupando la sangre de la persona o animal lesionado, como perros y roedores, y luego lo transfiere a la sangre de otras personas, la enfermedad se propaga en las áreas agrícolas y rurales.

 Kurdish Red Crescent –  Heyva Sor a Kurdistanê e. V.

Wilhelmstr. 12
53840 Troisdorf
Tel: +49 (0) 2241 975 25 83
+49 (0) 2241 975 25 85
Fax: +49 (0) 2241 975 25 84

Account/Hesap/Konto:
Kreissparkasse Köln
Konto. Nr: 40 10 481
BLZ: 370 502 99
IBAN: DE 49 370 502 99 000 40 10 481
BIC/SWIFT: COKSDE33XXX

 

“Ayer la población armenia, hoy el pueblo kurdo”

Hoy 24 de Abril de 2018 se conmemoran los 103 del arresto y el exilio de 240 intelectuales y líderes armenios siendo el comienzo el genocidio armenio. Los armenios describen el genocidio como “aghet” (catástrofe) o “medz yeghern” (gran masacre). Entre 700,000 y 1,2 millones de armenios fueron asesinados. Los que no fueron asesinados fueron deportados a Dêra Zor, Raqqa, Aleppo y el norte de Siria, matando a una gran proporción de los deportados, de todos modos.

La política turca se basa en el genocidio y las masacres. Han estado siguiendo esta política durante 103 años. En 2015, cuando se cumplieron 100 años del genocidio armenio, el Estado turco puso fin a la iniciativa de Abdullah Öcalan de una solución pacífica para los kurdos y en el aniversario del Tratado de Lausana, el 24 de julio de 2015, comenzó una nueva fase de masacres contra la población kurda, que ha durado tres años en el Kurdistán Norte, Sur y Oeste.

“La historia se repite”

Rojin Hedad cuya familia fue capaz de escapar antes del comienzo del genocidio, hace 103 años a Alepo, ha hablado en el distrito Şêx Meqsûd con ANF. Ella enfatizó que el estado turco trata de hacer hoy con los kurdos, lo que le hizo a los armenios hace 103 años. Rojin Hedad recordó que el Estado turco es responsable de la intensificación de la guerra en Siria, la muerte de cientos de miles de personas y continúa con la guerra en Afrin su política genocida: “Las matanzas y deportaciones no se limitan al pasado, la historia todavía se repite hoy”.

Un extracto de la resistencia

Antes de que Rojîn Hedad nos hablara en la iglesia del barrio armenio Cebel Seydo en Şêx Meqsûd en Aleppo, nos presenta al cuñado de Hedad, Ebû Meryem. Ebû Meryem, de 50 años, nos lleva a través de las iglesias de la ciudad y cuenta los últimos siete años de la guerra en Alepo y la resistencia de Şêx Meqsûd.

Al llegar frente a una iglesia, Ebû Meryem señala una gran cruz en la puerta: “Cuando las bandas atacaron esta cruz se cayó, pero cuando los combatientes de las YPG/YPJ repelieron el ataque, la cruz quedo de nuevo en su lugar”. Directamente frente a la iglesia está la Oficina de Relaciones Exteriores Armenia-Asiria, y Ebû Meryem me toma del brazo y señala la imagen de Öcalan junto a la oficina. Cuando ingresamos a la oficina, primero vemos la imagen de Barran Heleb, un luchador de las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF) que cayó en la resistencia de Afrin.

Hablamos con Rojîn Hedad en la iglesia y ella nos cuenta sobre la fuga de su familia: “Mi familia huyó de Hatay a Alepo debido a los ataques genocidas del estado otomano. Nuestra historia es solo una de cientos de miles de historias armenias. Aquí en Alepo estábamos dispersos en todas las direcciones. Nos quedamos en Cebel Seydo. Durante el genocidio, muchas familias armenias huyeron de Antakya, Riha, Mérden y otros lugares y se establecieron en el norte de Siria y Alepo”.

“En ese momento eran los otomanos, hoy es Erdoğan”

Ella continúa: “Nuestras vidas siempre han sido el exilio y la resistencia para sobrevivir. Según las historias de nuestros antepasados, muchos han permanecido exiliados. Fueron asesinados, torturados o desaparecidos”. Hedad evaluó el papel de Turquía en la exacerbación de los últimos siete años de guerra persistente en Siria, “la historia se repite “dice, y agrega “Las matanzas y deportaciones no se limitan al pasado, la historia todavía se repite hoy. En ese momento los otomanos lo hicieron, hoy Erdoğan hace lo mismo. ¿Es eso lo que los pueblos de Siria han soportado en los últimos años, una repetición de la historia?”.

“Delante de nosotros hay dos formas”

Rojin Hedad refleja lo que sus abuelos le habían contado sobre el día que tuvieron que exiliarse: “Los antiguos decían que tenían dos opciones en el momento de la expulsión. Una fue la deportación, la otra fue la muerte. Algunos habían sido asesinados, el resto fue expulsado por la fuerza. Dijeron que cuando llegaron a Alepo, encontraron un lugar para descansar. Con el tiempo, nos instalamos aquí. Vivimos juntos como hermanos, como población armenia con la población musulmana, kurda, árabe y asiria. Somos como los dedos de una mano. Estamos en un lugar y somos uno”.

“Los kurdos están amenazados por la misma política”

Rojin Hedad también habla de los ataques del Estado turco a Efrin: “Del mismo modo que el pueblo armenio en 1915 fue masacrado por el Estado turco y fueron sometido a una política de genocidio, ahora hace contra el pueblo kurdo. Lo que sucede en Afrin, es un ejemplo de eso”. Ella explica que no hay otro camino más que la unidad de los diversos componentes de la población y hablan a este respecto de la resistencia del Şêx Meqsûd”. En este barrio, había ataques violentos, pero nos ayudamos entre nosotros y frenamos los ataques. Nos opusimos a sus armas con nuestras ideas de hermandad. Porque esta idea era más fuerte que sus armas”.

Fuentes:

http://www.hawarnews.com

https://anfespanol.com