El próximo día 11/12, 4-5:30pm. en Edificio multiusos de la Universidad Complutense de Madrid(2) Ercan Ayboga  participara con una ponencia en la Cumbre Social del Clima en el marco de las actividades alternativas al COP25.

Ercan Ayboga es coautor de Revolución en Rojava. Pertenece al movimiento Ecologista de Mesopotamia. Nació en el Kurdistán turco (Bakur). En una reciente entrevista(1) manifestaba: «Turquía no es solo una amenaza para los kurdos. El estado turco es la mayor amenaza para los movimientos democráticos en todo el Medio Oriente, porque los kurdos son el motor de la democracia en Turquía y Siria. Además, Daesh es una amenaza para todo el mundo, incluidos Europa y EE UU. Europa debe hacer más para comprender la situación y actuar en interés de todos los que luchamos por la democracia, la libertad, la liberación de la mujer, la ecología, la democracia directa y en contra del nacionalismo. Hoy es importante que mantengamos la solidaridad entre todos nosotros, en un mundo en el que los regímenes y los movimientos autoritarios son tan fuertes».

Recientemente la dramaturga británico-egipcia Sabrina Mahfouz dijo que: «El agua es un arma de guerra que está agravando el conflicto en el Medio Oriente, y las mujeres son las más afectadas» coincidiendo con la representación de su obra «Una historia del agua en el Medio Oriente» en el Royal Court Theatre de Londres.

Cuando los sonidos de rifles y tambores de guerra se apaguen en la región, serán reemplazados por conflictos sobre las cuencas del Éufrates y Tigris. La disputa sirio-turco-iraquí sobre las aguas de los dos ríos tomará un giro internacional y el agua se convertirá en un arma política. Es probable que Turquía empuñe su gran presa de Ataturk como arma para presionar a Siria e Irak indicaba el experto sirio en recursos hídricos internacionales Nabil al-Samman, en un artículo exclusivo para Asharq Al-Awsat. Según el especialista, el agua de los ríos Tigris y Éufrates se convertirá en «arma política» en una supuesta futura disputa entre Siria, Turquía e Irak.

¡Actuemos ahora por Hasankeyf y el valle de Tigris!

El museo al aire libre de la ciudad de Hasankeyf exhibe los primeros rastros de humanos de hace 300,000 años, y de los primeros asentamientos humanos de hace 12,000 años. Hasankeyf es el único sitio histórico en Anatolia y la Alta Mesopotamia que podría conservarse por completo en su integridad. Hasankeyf alberga al menos 24 culturas en el pasado siendo uno de los ejemplos más claros de cómo los humanos hicieron la transición a la vida sedentaria.

No sabemos ni podremos saber mucho sobre el pasado del río Tigris, que en sí mismo es un ser vivo, y que ha creado vida en su valle durante millones de años, pero la vida creada por las aguas del río Tigris esta viéndose inundada por sus propias aguas. La presa Ilisu, que se construyó en el río Tigris durante los últimos años, inició el llenado del embalse de la presa en julio de 2019. Si se llena por completo, aparte de Hasankeyf, se enterrarían 289 sitios arqueológicos, de los cuales solo 20 han sido excavados en parte, 199 pueblos total o parcialmente, y el hábitat de al menos 100 especies endémicas y amenazadas. El clima de la región también se vería afectado. Ni siquiera nosotros activistas y personas afectadas, podemos conocer realmente la dimensión del inmenso patrimonio cultural y natural afectado.

Con sus 550 monumentos y sus 5.500 cuevas artificiales determinadas hasta la fecha, Hasankeyf fue seleccionado por Europa Nostra como uno de los 7 sitios del patrimonio cultural más amenazados en 2016. Aunque Hasankeyf ha sido puesto en conservación de acuerdo con la ley turca, no se ha hecho ningún esfuerzo serio por parte de los funcionarios para conservarlo para las siguientes generaciones. El ex director del Instituto Alemán de Arqueología, Prof. Adolf Hoffman, ha declarado que a pesar de las excavaciones realizadas desde 1986, solo alrededor del 10% del sitio de Hasankeyf ha sido excavado y analizado hasta la fecha.

No es demasiado tarde para salvar el Valle de Tigris, hogar de millones de seres vivos, de la represión y la destrucción de sus ecosistemas. Si bien ya se han comenzado a producir daños recientemente, aun hay mucha más cultura, naturaleza y estructura social en el Valle de Tigris que deberia defenderse. No es demasiado tarde para salvar 400 kilómetros de hábitat ribereño y todos los millones de vidas que existen en este ecosistema sobresaliente. No es demasiado tarde para salvar 200 sitios de asentamiento con una población de hasta 80,000 personas y sus formas de vida únicas. No es demasiado tarde para salvar las marismas mesopotámicas en el sur de Irak, los humedales más grandes de Medio Oriente.

Quisiéramos agradecer de antemano a todos los que apoyan y difunden el grito urgente de Hasankeyf y el río Tigris en nombre del patrimonio natural y cultural creado durante miles y millones de años en el magnífico Valle de Tigris.

Es posible salvar la antigua ciudad de Hasankeyf de 12,000 años y el Valle de Tigris, que nos dio y da vida a todos.

Hacemos un llamado a todos para que representen a Hasankeyf y al Valle de Tigris de inmediato. ¡Ahora y no más tarde, es urgente actuar!

La Coordinadora de Hasankeyf fue fundada el 5 de julio de 2019 como «paraguas» para organizaciones y personas que luchan contra la presa Ilisu.

Sobreextracción; el drenaje de pantanos y humedales; deforestación; demasiados proyectos de riego, tierras mal drenadas; pesticidas y fertilizantes responsables de contaminación ambiental; polucion por vertidos a menudo no tratadas de la industria y de los hogares; construcción generalizada de presas grandes y pequeñas en cascada; la creciente explotación de los acuíferos subterráneos; canalización de flujo; esquemas de transferencia de agua entre cuencas hidrográficas; y los estragos del cambio climático inducido por combustibles fósiles han alterado los ciclos hidrológicos y creado condiciones de escasez local y regional severa. Para los seres humanos y no humanos, tales escaseces físicas se han exacerbado por políticas destinadas a mercantilizar y / o politizar el agua, negandose el acceso a este bien común.

A este respecto hemos de recordar la Declaración del 1er Foro Mesopotámico del Agua (MWF) celebrado en la Universidad de Sulaimani Sulaymaniyah, Kurdistán Región de Iraq 6-8 de abril de 2019

Tomadas por separado, cada una de esas problemáticas sería motivo de grave preocupación. Tomadas en conjunto, representan una amenaza para la supervivencia colectiva de humanos y no humanos por igual. Defender el agua y el derecho de todas las formas de vida al acceso al agua, en Mesopotamia, es ahora un deber cívico crítico: sin agua, no puede haber vida.

El agua es un elemento crucial de nuestra cultura y espiritualidad. Muchas leyendas, mitos, canciones, poemas, oraciones y bailes se centran en el agua. Este ha sido el caso desde que los humanos se establecieron en Mesopotamia hasta hace 13,000 años.

En Turquía, Irak, Siria e Irán, los cuatro estados a través de los cuales fluyen los ríos de la cuenca mesopotámica, las múltiples crisis que afectan el agua no son accidentales. Durante el siglo pasado o más, los gobiernos, los intereses comerciales y los militares han seguido imprudentemente políticas que han contaminado y degradado los ríos y ecosistemas de la región.

Cientos de miles de personas han sido desplazadas a la fuerza de sus hogares para dar paso a represas y proyectos de transferencia de agua. El ambiente ribereño ha sido severamente degradado, amenazando la supervivencia de muchas especies de flora y fauna; se ha puesto en riesgo la salud de los ciudadanos; y las desigualdades económicas y sociales han aumentado.

Nada de esto ha quedado sin respuesta. En toda la región de Mesopotamia, los movimientos vibrantes por la justicia ambiental y social siempre han tratado de ejercer sus derechos constitucionales para hacer campañas por el acceso al agua limpia y segura. En muchos casos, se han encontrado con arresto, encarcelamiento o algo peor.

Comprometidos a trabajar por soluciones pacíficas, sostenibles y equitativas a estas múltiples injusticias, más de 150 activistas del agua de la región, junto con colegas de ideas afines de África, Asia, América y Europa, se reunieron en la Universidad de Sulaimani en la región de Kurdistán de Iraq del 6 al 8 de abril de 2019 para participar en el primer Foro Mesopotámico del Agua.

Nos reunimos en el espíritu de solidaridad y aprendizaje mutuo. Interrogamos las muchas causas de la escasez de agua, explorando las formas complejas en que la demanda de agua está mediada a través de los sistemas económicos y sociales. Aprendimos cómo la construcción intensiva de presas y otros esquemas e infraestructuras del agua han creado escasez de agua.

Exploramos formas alternativas de gestionar el agua en interés de muchos, no de los pocos. Nos enteramos de nuevas iniciativas, especialmente en la región de Rojava / Noreste de Siria, devastada por la guerra, para desarrollar nuevos enfoques participativos para la gobernanza del agua, que involucren a todos los ciudadanos, independientemente de su origen étnico, género o religión, en enfoques de decisión de abajo hacia arriba y de forma consensuada.

Nosotros, los habitantes de Mesopotamia, y los aliados presentes en el Foro del Agua de Mesopotamia, afirmamos que, a pesar de nuestras diversas realidades culturales, sociales, políticas y ambientales, nuestras luchas son una sola, y expresamos nuestra solidaridad con todos aquellos que luchan por la justicia del agua en el región e internacionalmente.

Resolvimos:

Desafiar las políticas destructivas y explotadoras del agua en la región, reconociendo la carga particular que ejercen sobre las mujeres y otras identidades oprimidas, y abordando sus causas subyacentes.

Movilizar el apoyo a los acuerdos negociados en virtud del derecho internacional legalmente vinculante que garantizaría la distribución equitativa del agua del Éufrates y el Tigris en beneficio de toda la vida, tanto humana como no humana, en la región;

Estar en contra del uso del agua como arma para la hegemonía y trabajar para garantizar que el agua sea una herramienta para la cooperación y la paz sostenible. Los estados aguas arriba en Mesopotamia deben garantizar los derechos de las personas aguas abajo al agua.

Solicitar el fin del reciente corte de los flujos de agua de Turquía e Irán a Siria e Irak.

Realizar un llamamiento para evitar la inundación de la ciudad de Hasankeyf, de 12000 años de antigüedad, causada por la presa Ilisu y para preservar el patrimonio natural y cultural único de las marismas mesopotámicas iraquíes de la degradación.

Construir alianzas, a nivel nacional, regional e internacional para desarrollar políticas y prácticas que democraticen la gestión del agua.

Asegurar que el agua se use de manera que priorice el derecho colectivo de todos, en lugar de unos pocos, a la supervivencia;

Teniendo en cuenta que la mayor parte del agua desviada se destina al riego, los siguientes puntos son cruciales: para los agricultores en una economía de subsistencia, el agua limpia es vital, por lo que en áreas cercanas al agua no se deben usar productos químicos. Como las semillas híbridas y las semillas transgénicas requieren demasiada agua y dañan los ecosistemas, se deben usar semillas locales. El refugio de animales no debe construirse cerca del agua para que no se causen daños graves a las aguas. El agua utilizada en la agricultura no debe estar contaminada por la industria. El riego cerca del curso de agua es factible, pero no se debe transferir agua a áreas alejadas del curso de agua. Por lo tanto, en lugar de transferir agua a las plantas, se deben cultivar plantas apropiadas para el clima y el régimen de precipitación.

La contaminación y destrucción del río Tigris comienza de manera intensiva aguas arriba. Una razón para esto es que el río no tiene estado de río en el tramo aguas arriba hasta la ciudad de Bismil. Llamamos a una campaña internacional para declarar el estado del río para el tramo más alto del río Tigris.

Para fortalecer la Campaña Save the Tigris (STC) como una red a través de la cual los activistas del agua en Mesopotamia pueden intercambiar información y análisis, explorar puntos en común y diferencias, preparar declaraciones e informes comunes y organizar actividades / campañas comunes.

Desarrollar el Foro Mesopotámico del Agua como un espacio abierto para abogar por nuevos procesos de toma de decisiones a nivel municipal, nacional y regional a través del cual las políticas de agua ambiental y socialmente justas puedan formularse y promoverse de manera inclusiva.

Implementar las recomendaciones específicas hechas por los talleres en el Foro, que figuran en el siguiente enlace:

Mesopotamian Water Forum

Nos hemos comprometido a organizar el 2º Foro del Agua de Mesopotamia en Diyarbakir (Amed) / Turquía en un futuro próximo.

(1) – https://www.elsaltodiario.com/mapas/entrevista-ercan-ayboga-revolucion-rojava

(2) – https://www.google.es/search?q=edificio+multiusos+ucm&ie=UTF-8&oe=UTF-8&hl=es-es&client=safari

(3) – https://www.middleeasteye.net/discover/review-history-water-middle-east-sabrina-mahfouz

http://www.hasankeyfgirisimi.net/?page_id=2

Twitter: @HasankeyfKoord y @hasankeyfdicle

Instagram: @hasankeyfkoord

Facebook: @HasankeyfKoord y @hasankeyfyasatmagirisimi

Colabora firmando el siguiente manifiesto de apoyo al pueblo del norte de Siria ante la invasión de Turquía:

Manifiesto

¿Quieres recibir información de nuestro boletín de noticias?

Rellena los datos y mantente informado de las últimas noticias y novedades.

* Campo requerido

Enhorabuena, ¡te has suscrito!